Skip to content

El amor: química en un mundo de fantasía

26 marzo, 2010

Ya nos advertía Ortega y Gasset que «estar enamorado es un estado de imbecilidad temporal». Y es que todos los seres humanos, casi por sistema, alguna vez a lo largo de su vida lo experimentarán en su propia piel. La disminución del juicio crítico y la incapacidad de advertir la realidad con la objetividad y la mesura necesarias son sus síntomas principales. El enamoramiento, en definitiva, deforma nuestra aptitud perceptiva haciéndonos ver el mundo de una manera ficticia y casi fantástica, como si viviésemos inmersos en una alucinación, en la mayoría de los casos positiva y reversible. El amor, a fin de cuentas, no deja de ser química al más puro estilo de lo racionalmente incomprensible.

9 comentarios leave one →
  1. pipermenta permalink
    26 marzo, 2010 12:07

    El enamoramiento es misterio. Por eso nos deja tan idiotas, por la fascinación que contiene lo desconocido.

  2. 26 marzo, 2010 12:41

    No la recuerdo textualmente, pero me acabo de acordar de una frase que me llamó la atención cuando leí Ana Karenina. Los personajes hablaban de la incapacidad para el raciocinio durante “el enamoramiento”, y una de las participantes en la charla comentaba algo parecido a lo siguiente: “El amor te nubla, pero es como la escarlatina: todos tenemos que pasarlo al menos una vez en la vida”, haciendo referencia a esta infección que era tan frecuente entonces como la varicela hoy día. Aunque realmente creo que no se crea “memoria inmunológica” ante el enamoramiento, y éste se puede vivir infinidad veces a lo largo de la vida (de hecho incluso creo que hay gente algo “adicta” a esto del enamoramiento rápido, que después no soporta el periodo de mantenimiento tras la efervescencia inicial de la relación…). Que conste que no estoy comparando directamente al amor con una infección ni con una adicción xD
    Muy bonita reflexión Mike🙂

  3. juan permalink
    26 marzo, 2010 13:34

    Jodido amor…XD

  4. Neytiri permalink
    26 marzo, 2010 16:28

    Qué alucinaciones más guays! o bueno, hay objeto perceptivo… así que… qué ilusión más genial!
    Bendita ilusión!!! Como el poema de Machado, jejej (que, por cierto, me encanta)

    Yo creo que enamorarse es estupendo! Y estupendo deriva del verbo latino “stupeo” (quedar inmovilizado, entorpecido), ya que los autores clásicos latinos hicieron metáforas en las que el “entorpecimiento” se convertía en admiración o encanto, y así el “atontamiento” de stupeo dio lugar al significado que le damos hoy! Peeeeroooo… el signifiado original sí se mantuvo en el adjetivo actual “estúpido”, que proviene del mismo verbo stupeo! Así que, el enamoramiento me produce admiración, me encanta, a la vez que soy consciente de que me atonta y me hace “alucinar” o más bien, “ilusionar” jeje, y lo cierto es que una de mis frases más repetidas a lo largo del día es “¡¡qué ilusión!!” jejej. Y ahora que lo menciono entiendo el por qué de esa expresión! será que cuando algo me produce “mucha ilusión” en realidad es una alteración en la percepción de la realidad por catatimia (situación en la cual elementos del inconsciente están suficientemente cargados de afecto para producir cambios en el funcionamiento consciente)?? qué guay! QUÉ ILUSIÓN!!🙂

    Anoche cuando dormía, soñé ¡bendita ilusión!…

  5. May permalink
    26 marzo, 2010 22:46

    “El amor, a fin de cuentas, no deja de ser química al más puro estilo de lo racionalmente incomprensible” y cuánta razón tiene… Breve pero conciso. Me ha encantado!

  6. Mary permalink
    31 marzo, 2010 1:30

    Infinidad de veces y todas ellas tan distintas, que efectivamente lo complejo del asunto es el “mantenimiento” de ese estado.
    Y digo complejo y no imposible, porque es quiza la “no existencia de memoria inmunológica”, el poder repetir y equivocarnos, lo nos permite encontrar ese equilibrio finalmente…
    Gran comparación (no directa :)) con las infecciones y las adicciones. El blog esta cojonudo niños, un besillo.

  7. January :) permalink
    2 abril, 2010 15:11

    Gracias y felicidades a los tres (¡el blog es increíble!,¡me encanta tanto!).
    Gracias y enhorabuena, Miguel, por elegir este tema y escribir esto.

    Pido perdón de antemano por mi nulo nivel científico, pero ‘me es difícil no escribir’🙂

    Siempre me fascinó la aproximación científica al amor, quizá, porque, a priori, sugiere una antítesis entre la Ciencia, producto de la razón, y el sentimiento que nos impulsa a los actos más carentes de sentido-y nos hace perderlo también-. Con 15 años, incluso decepciona leer que aquello “tan especial y exclusivo” que sientes se pueda sustentar en unas bases bioquímicas con un patrón similar en todos los enamorados. Por otro lado, hay algo que no entiendo de los artículos que he leído sobre el tema y es la confusión (a mi juicio) o la no discriminación, entre “amor” (¡el ‘auténtico’!) y “enamoramiento” (que no siempre implica, aunque se asocia, amor-pasión) : Todos parecen remitir al llamado amor romántico o enamoramiento, a esa primera fase onírica a la que creo que Ángel se refiere como “de efervescencia”, aquella que va decayendo al cambiar progresivamente la predominancia de los neurotransmisores implicados, y que si no ‘transciende’ (“trans-asciende”) a los 2 ó 3 años, según los expertos, desaparece..

    Es gracioso (y, a la vez triste) leer el tratamiento de “enfermedad” que otorgan algunos artículos al enamoramiento…no se lo merece (pobrecito, nos recuerda que seguimos vivos!) pero sí creo que (sobre todo, tras el seminario de Legal), podíamos plantearnos hablar de “amor patológico”:

    Partimos de toda una red neuronal que queda desarrollada –a partir de experiencias, estímulos, etc.-a los 5-8 años y que va a determinar que nos enamoremos de un chico y no de otro (leí algo en Mente y Cerebro referido sólo a aspectos físicos…Sin embargo, y esto es mi opinión, el mapa o el modelo al que ha de responder ‘mi enamorado’ no creo que se reduzca a estos últimos). Luego, la ‘sopita’ de FEA que baña todo el cerebro, el incremento de la dopamina, y toda la cascada que conocéis mejor que yo. Se activan áreas del sistema de recompensa y se inhiben los circuitos cerebrales responsables de las emociones negativas y de la evaluación social… Según esto, es lo“normal” sentirnos felices, casi “hipomaníacos”, experimentar algún pensamiento intrusivo, sensación de descontrol y el desprecio a los aspectos negativos del otro(esa falta de juicio que comenta Miguel). Empieza a ser, pienso, algo patológico cuando el estar con el ser querido adquiere las características de adicción, se necesita dosis crecientes e irracionales de control y posesión del otro, o cuando se asocia a obsesiones y compulsiones que llegan a deteriorar aspectos importantes de la vida, por ejemplo.

    Hay personas que necesitan estar enamoradas, “que no son nadie” sin una pareja. ( He aquí la forma patológica de la “imbecilidad”! de la famosa frase de Ortega y Gasset elegida por Miguel. Quiero pensar que “imbécil” deriva del latín “im- “baculum” y que se relaciona con la necesidad de ese “bastón” que constituye el Otro y sin el cual, según el tópico, el enamorado no puede seguir adelante,) Quizás este patrón se ve más en mujeres, fruto de experiencias tempranas disfuncionales/necesidades no satisfechas en la infancia. El problema es que nadie puede saciar esa “necesidad”, y, aunque la intensidad de la fase de atracción les llena en un primer momento (Como yonquies, la buscan desesperada y reiteradamente), acaban asfixiando cualquier relación.

    En el otro extremo, están aquellos, generalmente hombres, que mantienen actitudes abusivas e irracionales mientras buscan crear culpas y remordimientos en la pareja y engancharla emocionalmente.
    Y supongo que tanto en hombres como mujeres, cuando hablamos de “amor-pasión”, las emociones son taaaaan fuertes que quizás podamos establecer un símil con quienes se sienten atraídos, por ejemplo, por los deportes de riesgo, tal es la descarga de NA y, por ello, si se acaba esa intensidad con una pareja, acuden inmediatamente a fijarse en otra.

    En fin, ¿el amor, o, mejor dicho, el “enamoramiento” es prácticamente sólo Química? (siendo la Química fundamentalmente Física, según creo…)… No sé… Sí sé que me parece algo más complicado que la mera la síntesis de neurotransmisores, hormonas, etc,. en respuesta a un estímulo seleccionado al azar(de hecho, no es tan al azar…). También, que tienen mayor poder estimulante las emociones y sentimientos (con su “traducción” bioquímica, neurofisiológica, etc) que las sustancias por sí mismas: aquellos sí que pueden activar la alquimia y no al sentido contrario.
    Ya paro. Siento infinitamente tanto rollo…
    ¡Felicidades y gracias, de verdad!
    Un saludo.
    P.D.: Activación de la corteza cingulada anterior, de la corteza prefrontal derecha y la corteza temporal de los dos hemisferios… ¿será por ello que decimos que el amor es ciego?

  8. 4 abril, 2010 15:31

    @pipermenta
    No todo lo que se desconoce fascina, ni todo lo conocido deja de fascinar. El poder de la mente es impresionante y cada persona, un mundo🙂

    @A. Aledo
    Estoy de acuerdo en que no se crea “memoria inmunológica”… lo que el enamoramiento crea es, como todo en esta vida, experiencia. Agunas experiencias son buenas, y otras no tan buenas. ¿Cuánta gente rehuye del amor por haber sufrido alguna experiencia amorosa traumática?

    @juan
    Dixit xD

    @Neytiri
    … que una fontana fluia / dentro de mi corazón.
    ¡Estupenda disertación sobre el amor! Bueno… ¿estupenda? Ya no sé… ¡me has liado!😉

    @May
    Si vos lo decís, nada que objetar. xD

    @Mary
    El amor como condicionamiento respondiente o ensayo y error… interesante tu teoría xD. La verdad es que somos tantos en el mundo que ¿quién te dice a ti que has elegido a la persona correcta? Azar, suerte, destino, karma, saber, casualidad… la gente lo llama de muchas maneras.
    Me alegro que te guste el blog!! Bienvenida por estos lares🙂

    @January
    A veces tendemos a llamar “irracional” a aquello que escapa de la manera lógica de pensar de nuestra mente. Nuestras cerradas mentes hoy día no aceptan que exista algo más allá de un pensamiento analógico de SÍ-NO (de 0-1 para los ordenadores), en el cual se fundamenta la lógica matemática: modus ponendo ponens, modus tollendo tollens, silogismos y demás reglas de inferencia. Hace poco leí que quizá nuestro cerebro combine esa manera de procesar datos binaria con un procesado cuántico, mucho más complejo, en el que se admite la contradicción. Ese modelo cuántico permitiría la capacidad de tener sensaciones mentales subjetivas en primera persona, y según éste seríamos capaces de manifestar sentimientos o generar procesos intuitivos.

    Por tanto la suma de lo puramente racional y lo supuestamente irracional, aliñado con un poco de química clásica, es lo que a mi modo de ver caracteriza al ser humano. Una máquina podrá ser racional, vaya que sí, pero nunca será capaz de sentir, pues nunca podrá procesar datos más allá de lo programado, no podrá sustentarse en la contradicción, y en definitiva su modo de procesar datos dista mucho de lo cuántico… por lo menos hoy día. Sabe Dios mañana qué pasará.

    Me alegro que te guste el blog!!🙂

    Un saludo a todos!

  9. January :) permalink
    4 abril, 2010 20:28

    Ahora sí muy muy muy de acuerdo!!!!😀 (Y siento ese párrafo tan simplista y casi contradictorio)
    Gracias por la respuesta, de veras. Muy interesante lo que comentas. Algo parecido leí (en relación al “modelo cuántico”que nombras) hace no mucho, pero cuesta (al menos a mí), integrarlo en nuestra perspectiva (al menos en nuestra perspectiva “ordinaria”, por así decirlo)…Aunque es un topicazo, cuanto más lees sobre el funcionamiento de nuestro cerebro más dudas se plantean…

    Gracias y felicidades de nuevo.

    Un saludo.

    P.D.: No sólo me gusta… ¡Estoy muy emocionada con el blog!:D jajaja ¡Es genial, en serio! y no me gustan los cumplidos, así que esto no es uno de ellos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: