Skip to content

Nuestros Médicos de Familia

30 marzo, 2010

Ahí están, en primera línea de combate, haciendo frente día tras día a lo que les toque y sin rechistar. Son los Médicos de Familia españoles, nuestros tan cercanos y queridos médicos de cabecera de toda la vida. Figura prínceps en la Sanidad de nuestro país y sin embargo tantas veces infravalorada por unos y por otros. ¿Por qué es tan importante la labor del médico de familia? ¿Cuáles son las razones de que estos facultativos sean piezas clave en el Sistema Nacional de Salud? Veámoslo a continuación…


Dentro del mundo de los médicos parece que cualquier licenciado en Medicina que se precie ya está capacitado para sentarse en la consulta del Centro de Salud y moverse como pez en el agua. Médicos de familia son todos, basta con estudiar Medicina –piensan algunos–. Por encima están los especialistas, que trabajan en el hospital porque saben más que los médicos de cabecera. Y ya por último encontramos a los cirujanos que, además de ser médicos, encima operan… ¡lo más de lo más!

Sobre el párrafo anterior decir que: ¡Mentira! Y de las gordas. Observaciones como las anteriores las he escuchado miles de veces en boca de la gente de la calle… ¿esa es la imagen que queremos de nuestros médicos? ¿Es la imagen que se merecen? Cada médico tiene su misión, cada cual sabe más de lo que tiene que saber y está preparado para acometer con toda profesionalidad y maestría su función. El cirujano no es más que el anestesista, ni el médico de familia va a ser menos que el oncólogo. Si no existiera el cirujano ¿quién quitaría el tumor? Pero si no existiera el anestesista, ¿cómo quitaría ese tumor el cirujano?

¿Cuál es el cometido del Médico de Familia?

Lo primero de todo es tener muy claro que Medicina de Familia es una especialidad médica, igual que lo es Cardiología, Neurocirugía, o Ginecología. Y la preparación del médico de familia es tan dura o más que cualquier otra. Si yo tuviera que aventurarme a decir quiénes son los que más medicina saben –o deberían saber– de entre todos los médicos, lo tendría muy claro: los de Familia. Pues ellos tienen que tener, más que ninguno, una visión global e integradora de cada paciente. Han de saber de todo un poco y ser capaces de arreglar tanto un roto como un descosido: primero le llega un ojo rojo a la consulta, después una depresión, tras ello una hipertensión, a continuación una diabetes, más tarde un estreñido que vomita, luego uno con una mancha muy fea en la frente, y para terminar otro al que le duele el oído. Dice el refrán que quien mucho abarca poco aprieta, pues bien… un buen médico de familia debe abarcar mucho y al mismo tiempo apretar todo lo posible.

De lo que nadie parece darse cuenta es que la Medicina de Familia es la especialidad que con mayor nivel de complejidad trabaja en espacio y tiempo, pues siempre que el médico quiera ser competente en su labor deberá conocer muy bien las múltiples áreas de la Medicina y tendrá que ser extremadamente hábil a la hora de hilar fino todos los signos y síntomas para elaborar un correcto diagnóstico. Además, es la especialidad que mejor se maneja en la incertidumbre pues muchos pacientes acuden al médico al inicio de un cuadro clínico, con pocos síntomas, y se exige una respuesta diagnóstica, un tratamiento empírico, o un seguimiento estrecho según el caso.

El médico de familia conoce al paciente y el paciente le conoce a él, prestándole una atención continuada, permanente y accesible. Existe una relación biográfica con la persona, pues el médico “vive y muere” con sus pacientes ya que por lo general los trata durante toda la vida. El especialista en familia deja de ver entrar por la puerta simples números de historia y pasa a ver entrar a don Ramiro y a doña Fulgencia cumpliendo juntos y muy agradecidos su 25º aniversario, a Pedro el empresario que tantos problemas le da con sus lumbagos, a don Manuel el policía jubilado que siempre le cuenta sus batallitas, a Begoña la costurera, a Mari Luz la joven que le trae pasteles de su pastelería, a don Ismael el bibliotecario, a doña Encarna la que no pasa Navidad que le regale un décimo de lotería, a Basilio el vigilante de seguridad que cuida al milímetro su diabetes, a Marina la abogada que…

El médico de Familia es el principal encargado de la promoción de la salud y de la prevención de la enfermedad en la comunidad. ¡Labor primordial! Promoviendo hábitos de vida óptimos y saludables. Empatizando con el paciente y sabiendo transmitirle el ánimo que necesita para cumplir todos sus objetivos. Además es la puerta de entrada al Sistema de Salud, y mientras sea eficiente podrá solucionar hasta el 95% de las consultas diarias sin recurrir al volante para derivar a otro especialista.

El especialista de Atención Primaria se encuentra, al igual que otros médicos, en formación permanente y actúa en base a la evidencia científica. El buen médico de familia se compromete con el método científico, la labor docente y por qué no, con la investigación. (¡Y hasta puede escribir un blog!).

Los facultativos del centro de salud son el nexo inexorable de unión entre el paciente y el resto de especialistas. Y serán la referencia última cada vez que una persona no sepa dónde acudir o le asalte la duda.

Aspectos “negativos” de la especialidad.

La saturación del sistema y la escasez de recursos hacen que el trabajo de un médico de familia sea, en demasiados casos, realmente agotador. En algunos centros de salud un solo médico puede llegar a despachar en una mañana hasta 50 pacientes, más los avisos y las posibles urgencias, ¡un infierno! A veces algunos médicos te cuentan que no pueden tomarse ni un café a mitad de la mañana y que poder ir al WC es casi un privilegio. No hay ni 5 minutos por paciente. ¡Así es imposible trabajar! A ello tendríamos además que sumarle la tremenda –y tan estúpida– labor burocrática, los problemas informáticos –que haberlos haylos, y demasiado a menudo–, los problemas con las sustituciones –si el médico se pone malo… pobres los compañeros que tienen que repartirse entre todos su consulta–, la incompetencia de los gestores, y un largo etcétera.

Conclusiones.

El médico de familia es tan necesario como cualquier otro especialista, y su labor es tan envidiable como la mejor intervención quirúrgica en manos del cirujano más experto, o como la aplicación del más brillante de los protocolos quimioterápicos en la cura contra un cáncer. Un especialista en Atención Primaria puede solucionarle la papeleta a muchos pacientes si se le deja trabajar en condiciones adecuadas. Por eso mismo no es ni debe ser considerado el “patito feo” del gremio. El facultativo de familia tiene una gran responsabilidad en la sociedad y su labor es crucial para el funcionamiento óptimo y más eficaz del Sistema Nacional de Salud. Que nadie olvide nunca que la Medicina es abrumadoramente extensa, cada vez más, y de ello que cada médico tenga su misión, su cometido, todos igualmente necesarios y relevantes. Nuestros médicos de familia se merecen todo nuestro apoyo, nuestro respeto y nuestro más sentido agradecimiento. Se merecen unas condiciones de trabajo dignas. Además, mirémoslo desde el punto de vista del paciente, pues de todo ello depende mi salud y la de usted querido lector.

Dedicado a todos los médicos de familia españoles.


Para saber más / Referencias…

Imagen "fonendoscopio" por Guille Padilla (Creative Commons)
Imagen "365:69 Clocks changed" por katiescrapbooklady (mod) (Creative Commons)

5 comentarios leave one →
  1. May permalink
    30 marzo, 2010 1:08

    Se acaba de publicar… y ya me lo he leído! Merecidísimo “mini-homenaje” a los médicos de familia, los profesionales que sacan este sistema sanitario adelante día a día, los que se enfrentan en primera mano a las exigencias de la sociedad, y mil cosas más que podría decir y me abstengo para no ser repetitiva…
    ¡¡ Enhorabuena por la entrada Miguel !!

  2. 30 marzo, 2010 22:24

    Muchas gracias por el comentario que has publicado en nuestro blog
    http://eldesembarcodelaflota.blogspot.com/
    Como médico de familia te agradezco tus opiniones y reflexiones sobre esta especialidad, máxime cuando provienen de un estudiante de medicina que no ha tenido que serle fácil llegar a estas conclusiones en función de la programación de los contenidos de las Facultades de Medicina.
    De tu estupenda reflexión, solo un añadido. me gusta mucho mi profesión. Me hace feliz y dudo que haya otra más gratificante.

  3. 1 abril, 2010 23:52

    La medicina de familia es la que más grado de complicación presenta al abarcar todas especialidades juntas y encima tener como sobreañadido el papeleo burocrático. Es una lástima el aire de desprestigio que algunos le atribuyen. La salud de la mayoría de nosotros depende de nuestro médico de familia, ya que de su sagacidad y capacidad diagnóstico dependerá el pillar un cáncer en fase precoz aún curable, el realizar un tratamiento efectivo ante una infección antes de que sea grave, el aconsejar buenas aptitudes de prevención…
    Buena y necesaria la entrada Mike

  4. J. Abellán permalink
    3 abril, 2010 2:35

    Yo estoy harto de escuchar a la gente comentar (y comentarme) tópicos del estilo “yo no sé para qué sirven los médicos de familia”, “si yo sé que tengo que ir al dermatólogo, para qué tengo que pasar por el médico de cabecera”, “mi médico de familia me manda al especialista porque no sabe qué me pasa”… Es IMPRESCINDIBLE hacer comprender al mundo la importancia de este capital especialista, gracias a ellos se mantiene el resto del eje sanitario, son los primeros en dar la cara y, como bien has dicho, son los que deciden hacia donde derivar a cada paciente. En sus conocimientos se cimenta todo nuestro sistema de salud, así que reconozcamos su valía y notoriedad. Buena entrada, ¡hay que difundirla!

  5. Javier Arribas permalink
    17 septiembre, 2013 16:04

    Gracias por el comentario, estoy totalmente de acuerdo contigo y sigo en la lucha diaria intentando en principio convencer a los residentes que ha elegido ser”el médico”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: