Skip to content

Estudiantes, profesores, Facultades y MFyC

3 diciembre, 2010

Pepe Martínez ha publicado en el blog “El desembarco de la flota” una entrada donde hace un llamamiento a los estudiantes de Medicina a que conozcan en primera persona qué es lo que se hace realmente en la consulta de Medicina de Familia, criticando duramente a los profesores universitarios por el presunto menosprecio que desprenden hacia la especialidad. Como mi opinión al respecto excede las líneas de un simple comentario y aprovechando que quería animarme a ofrecer mi personal punto de vista en PARADIGMedical sobre la relación entre la MFyC y los estudiantes de Medicina, he tomado como excusa su post para escribir la presente entrada a modo de respuesta.

Estimado Pepe,

Supongo que sus motivos tendrá para escribir con un tono tan duro y contundente, pero como estudiante de Medicina recién salido de horno creo que se equivoca al ser tan categórico en la valoración que hace de los profesores universitarios. Es cierto que la mayoría suele no tener abuela cuando habla de su especialidad, y es cierto que alguno de ellos se mueve levitando por los pasillos, pero también es verdad que puedo contar con los dedos de una mano, y me sobran cuatro, los profesores que hayan podido menospreciar o infravalorar a la MFyC (por lo menos en lo que a mi experiencia personal se refiere). Que cada profesor universitario tiende a magnificar su propia parcela de trabajo eso nadie lo duda, pero ello no significa que se degrade al resto de compañeros. No creo que los profesores de universidad sean los responsables del descrédito que vive hoy la MFyC. Lo cual no quita el que efectivamente alguno que otro sea excesivamente pulcro o sabio y rezume la ciencia médica por sus poros.

En mi opinión, buena parte del “miedo” que los estudiantes tienen a la MFyC viene de la mano, entre otras cosas, de ser espectadores directos de las sempiternas denuncias y quejas al sistema que los propios médicos de familia claman por activa y por pasiva y no hacen sino reflejar la cruda realidad de la especialidad. Lo que quiero decir con esto es que a los estudiantes de Medicina nos da cierto temor estudiar durante 6 años y otros 4 de especialidad, para acabar siendo “los más tontos” como pone de manifiesto Rafa Bravo en su post “Comunicado importante: la suma de tontos” (por poner un ejemplo de miles). Y es que desde el punto de vista de “lo político” a los médicos de familia bien queda de manifiesto que NO SE LES DEJA TRABAJAR, se les ponen infinitas trabas y obstáculos a su labor en base a burocracias absurdas, o por lo menos no les son servidas en bandeja las condiciones ideales para poder llevar a cabo su cometido de la mejor manera posible y en pleno beneficio del paciente. Atendiendo pues a los acontecimientos, ¿quién quiere, visto el panorama, hacerse médico de familia? Sólo algunos valientes lo eligen por voluntad propia, mientras tanto otros lo hacen porque no les queda otra…

La figura del médico en la actualidad y las Facultades de Medicina.

El estudiante de Medicina, por suerte, percibe cada vez más y mejor la importancia de la dimensión biopsicosocial de la profesión médica. Creo que es un error –y hablo como paciente– que los médicos hospitalistas se vean tentados de evadir y acaben evadiendo dicha dimensión hasta el punto de que un médico de familia esté casi obligado a reclamar, como algo genuino, la integración de lo biomédico con lo biopsicosocial. Es verdad que el médico de familia ha de trabajar a mayor profundidad en la esfera biopsicosocial, pues son precisamente los MFyC el pilar fundamental de la sanidad en nuestro país y los encargados de velar por la integridad global del paciente, una labor desde luego encomiable, pero ello no implica que tengan que sentirse despojados de lo puramente biomédico ni tampoco que el médico hospitalista deba dejar automáticamente a un lado la dimensión social. Lo que quiero reflejar en este párrafo es la importancia que tiene una formación del médico tanto en lo meramente técnico como en las habilidades de comunicación y atención al paciente. No debemos caer en el error de segregar al médico de familia como “el médico psicosocial” y tachar al médico hospitalista como el médico al que no le importa más que la enfermedad de su paciente y pare usted de contar. Es evidente que en este punto las Facultades de Medicina tienen una gran responsabilidad y deben apostar por la formación de médicos que integren ambas cualidades, de manera que no sólo se potencie la esfera científico-técnica del profesional.

Medicina de Familia en las Facultades de Medicina.

Desde las sociedades de Medicina Familiar y Comunitaria se ha instado a las Facultades de Medicina a que incluyan la especialidad en sus planes de estudio. ¿Es ése el reconocimiento por parte de las Facultades de Medicina al que usted se refiere? Yo también lo veo lógico y necesario. Por ende, soy partidario del tirón de orejas a los responsables universitarios por no hacer un esfuerzo en pos de integrar la MFyC en la carrera de Medicina. Pero también estoy a favor del tirón de orejas a los representantes de MFyC, pues en lo que respecta a la Facultad de Medicina de Murcia lo hicieron francamente mal, defendiendo una asignatura en base a argumentos vacíos y anacrónicos y lo que es más grave, enfrentándose a las inquietudes de los propios estudiantes. Y sí, una asignatura eminentemente práctica a pie de cañón en un Centro de Salud, ejecutada en sexto curso –por la cual apostábamos fuertemente los estudiantes–, quizá hubiese servido para estimular la vocación de la MFyC en más de un futuro licenciado (o mejor dicho, “graduado”). Si hoy el nuevo plan de Grado de Medicina en Murcia no dispone de una asignatura de MFyC la culpa fue, en mi humilde opinión, de los propios representantes de MFyC que no supieron defenderla.

Un saludo, Pepe, de un estudiante preocupado y comprometido por y con la labor docente universitaria y el futuro de la MFyC.

4 comentarios leave one →
  1. 3 diciembre, 2010 20:35

    En primer lugar, agradecerte tu comentario y visión holística de la medicina. Creo que tienes razón en cuanto a que no debería ser patrimonio de la medicina de familia, sino que debería formar parte de la médula espinal en la formación de cualquier médico. Esto no entra en contradicción con que la función asistencial que determina el Sistema Nacional de Salud centre en atención primaria su desarrollo fundamental (longitudinal, familiar, puerta de entrada al sistema, etc.)
    Desconozco cuales fueron las argumentaciones o las estrategias que emplearon los representantes de MFyC en la negociación con la Facultad pero , en realidad, no creo que eso sea importante. La incorporación del enfoque de lo biopsicosocial me parece que está por encima de si se ofrece una asignatura curricular de medicina de familia. Esto lo entiendo más como separar el grano de la paja y pensar, al menos por una vez, en qué formación ha de tener un estudiante de medicina, en definitiva, cual es el producto final que ha de salir de la facultad.
    Por cierto, en mi comentario dejo bien claro que medicina familiar no equivale a psicosocial, de hecho, el gran cambio que se ha experimentado desde el médico de ambulatorio al médico de familia ha sido la formación clínica científico-técnica, la capacidad para atender y resolver problemas clínicos incorporando (para mejorar esa capacidad resolutiva) el enfoque biopsicosocial.
    No obstante, creo que es importante hacer una precisión. En mi comentario no me he referido para nada a la Facultad de Medicina de Murcia, lugar en el que me parece entender que crees que he centrado mi crítica.
    También estoy de acuerdo contigo en que he sido injusto en el tratamiento general que he tenido con los profesores universitarios. Reconozco que he generalizado demasiado y que hay magníficos profesionales que tratan de impartir su conocimiento con la mayor pedagogía de la que son capaces. Probablemente, como suele pasar, se sienten ofendidos aquellos que no deberían y no se inmutan los verdaderos objetivos de la crítica. Pido perdón a los primeros.
    Un fuerte abrazo

    • 3 diciembre, 2010 21:01

      Me he basado en la Facultad de Medicina de Murcia para hacer mi análisis pero efectivamente no porque usted centrase su crítica en ella (que conste en acta :-)) sino porque es el lugar donde he estudiado y por tanto del que puedo abiertamente hablar y emitir crítica fundamentada.

      Efectivamente en su texto deja bien claro que la MFyC no equivale a psicosocial. Quizá no me supe explicar. Mi comentario va dirigido precisamente a la gente (los estudiantes, entre otros) que puedan caer en esa conjetura. El error de pensar que el médico del hospital es el que cura y sólo se limita a curar, y que el médico de familia es, por decirlo de una manera un tanto burda y gráfica, el que da la palmadita en la espalda al paciente cuando tiene un catarro o va a por la receta. Mucha gente no es consciente de que precisamente es en los centros de salud donde se practica una de las medicinas más puras (siempre y cuando la burocracia le deje a uno tiempo para tratar dignamente al paciente) y que es precisamente la Atención Primaria la parte más resolutiva del sistema de salud… por algo será🙂

      Un saludo!!

  2. 2 enero, 2011 2:14

    Hola Mike!
    Acabo de toparme con tu blog y la verdad es que aparte de lo interesante del blog en sí, me he parado minuciosamente a leer el post sobre la medicina de familia. Soy estudiante de medicina, de quinto curso, en Murcia, si, yo también.
    Decir que me ha parecido muy buena la síntesis que has hecho sobre de qué es lo que pensamos los estudiantes sobre el hacer MFyC como especialidad, eso de, estudiar 6 años, 4 de especialidad para luego ser los más tontos…no lo podría haber definido mejor, Felicidades!
    Desgraciadamente si son considerados así por la gran mayoría de la sociedad (pacientes incluidos) pero desde mi punto de vista, no tanto por los sanitarios (médicos de hospital), sin ir mas lejos, y para ceñirme al post y a lo que yo se, en la Facultad de Murcia los especialistas de las distintas asignaturas abogan por dar más poder a los MFyC, superando por supuesto las trabas burocráticas y desde mi opinión.
    Y para terminar, se debería dar más importancia a la medicina de familia, por ejemplo en cuanto a lo teórico, tienes razón en eso de que están basados en argumentos vacíos y anacrónicos, y en lo práctico, sólo tenemos una semana de prácticas en el centro de salud y creo que no se aprovechan y no nos hacen ver todo lo que podría dar de si esa especialidad.

    Por cierto, te invito a que sigas mi blog, escribo sobre las historias más curiosas que me han ocurrido hasta ahora con los pacientes:
    elpacienteytu.blogspot.com

    Felicidades de nuevo por el blog compañero!

    • 2 enero, 2011 19:52

      Me alegra saber que nos sigue otro estudiante de Medicina murciano!!🙂 Bienvenido a PARADIGMedical y gracias por tu comentario!!

      Seguiremos tú blog, que por lo que veo está recién estrenado, a ver qué cosas curiosas tienes que contarnos!!

      Un saludiño!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: