Skip to content

¿Echinacea para tratar el resfriado común?

21 marzo, 2011

Hace unos días vi cómo un amigo echaba de un frasco unas gotitas de color verde en un vaso de agua. Le pregunté qué era. Me respondió que era “equinácea”. La cosa es que me sonaba la palabra pero no caí en ese momento. Me dijo que era para mejorarse del catarro, como complemento a los antibióticos que había empezado a tomar y que se la había recomendado su médico. Buscando información me percaté que efectivamente no era la primera vez que había oído hablar de su existencia, pues recordé que años atrás escuché a algún paciente mencionar la Echinacea entre sus remedios habituales e inexcusables. ¿Realmente es esta planta eficaz en el resfriado?

Echinacea es un género de plantas de la familia Asteraceae. Sobre todo en su especie Echinacea purpurea ha sido usada a lo largo de los tiempos por la población indígena norteamericana. Los indios americanos atribuían a este vegetal propiedades curativas de diversa índole. Más tarde los colonos se harían eco de tales beneficios añadiendo la equinácea a la farmacopea de la época, y así ha llegado hasta nuestros días.

Echinacea en su uso como planta medicinal en medicina alternativa.

Hoy podemos encontrarla en herbolarios bajo el epígrafe “para el resfriado” o “para mejorar las defensas”. Se vende en botes con “jugo de Echinacea” (también en cápsulas y en tabletas) que cuestan entre 10€ y 15€, y cuya caducidad una vez abierto es de 8 semanas tras las cuales el compuesto –aunque nadie sabe qué compuesto– se desestabiliza no siendo apto para el consumo por alguna razón que desconozco.

En el prospecto del producto, concretamente en el apartado de farmacodinámica se dice lo siguiente: «[…] actúa estimulando el sistema de defensa inmunológico inespecífico y, dentro de éste, en primer lugar a los macrófagos y granulocitos, favoreciendo así la fagocitosis. También se ha demostrado que […] puede inhibir la actividad de la hialuronidasa».
En cuanto a la farmacocinética afirman que: «El jugo de Echinacea purpurea no es una molécula química definida sino un producto de origen natural, de composición compleja, no del todo conocida y en el que no está aclarado cuál o cuáles de los componentes son responsables de los efectos farmacológicos. En tales circunstancias los estudios farmacocinéticos carecen de practicidad y, en consecuencia, no proceden».

Personalmente se me ponen los pelos de punta al leer las líneas citadas. ¿No proceden los estudios de farmacodinámica? ¿No es una molécula química definida? Entonces… ¿nadie sabe con certeza qué hay en el frasco? Siempre me ha parecido un reclamo comercial muy goloso jugar con eso de que una cosa “aumenta las defensas” sin explicar el cómo, el porqué y los peros. A pesar de todo ello indagué un poco a ver si encontraba información más fiable sobre nuestra protagonista. Conseguí dar con un ensayo clínico en la revista Annals of Internal Medicine de 2010 titulado: Echinacea for treating the common cold: a randomized trial.

Echinacea en el tratamiento del resfriado común: un ensayo clínico aleatorizado.

El estudio se planteó ante el desconocimiento de la efectividad real de Echinacea en contraste con su uso tan extendido entre la población. El objetivo era evaluar los posibles beneficios de un tratamiento con Echinacea respecto de uno de sus usos por el que es más demandada: el resfriado común.

Se trata de un ensayo clínico controlado aleatorizado que tuvo lugar en Dane County, Wisconsin, por parte del National Institutes of Healt (NIH) del departamento de Salud de los Estado Unidos de América.

Se incluyeron 719 pacientes de edades comprendidas entre los 12 y los 80 años, todos diagnosticados de un “catarro” de reciente comienzo. Se establecieron 4 grupos paralelos, 3 de ellos ciegos: control, placebo, tratamiento con Echinacea; y por último un grupo tratado con Echinacea sin enmascaramiento. El tratamiento tuvo lugar con una dosis de carga de 10,2 gramos de Echinacea en las primeras 24 horas y una dosis de mantenimiento de 5,1 gramos durante los 4 días subsiguientes.

La respuesta se evaluó en función de una encuesta estandarizada en relación a la severidad de los síntomas, y mediante análisis de niveles de IL-8 y recuento de neutrófilos en lavado nasal.

Los resultados del estudio no fueron estadísticamente significativos, aunque en números absolutos en los grupos tratados con Echinacea la duración del proceso catarral se acortó en unas 12 horas, siendo la duración total de 6,55 días de media en los grupos que recibieron Echinacea y de 6,95 días de media en los que recibieron placebo o ningún tratamiento.

El ensayo concluyó afirmando que: “Illness duration and severity were not statistically significant with echinacea compared with placebo. These results do not support the ability of this dose of the echinacea formulation to substantively change the course of the common cold”. Es decir, que la duración del proceso y su severidad no fueron estadísticamente significativas comparando Echinacea con placebo. Por tanto, según los resultados expuestos la dosis recomendada de Echinacea no altera el curso de la enfermedad.

Echinacea como posible inhibidor del citocromo P-450.

Podríamos pensar que, dado que Echinacea ni pincha ni corta, pues cada uno que la tome según su propio criterio. Revisando la bibliografía existen estudios en modelos de laboratorio que demuestran que Echinacea puede actuar como inhibidor de diversos componentes del citocromo P-450 (CYP). El CYP es una familia de proteínas que básicamente se encarga de metabolizar sustancias, entre las cuales podemos incluir gran cantidad de fármacos. La importancia de que una sustancia exógena como la Echinacea pueda inhibir el CYP radica en que la concentración plasmática de algunos fármacos que se metabolizan por dicha vía pueda elevarse de forma considerable y provocar efectos adversos de diversa gravedad o importancia. Algunos de estos fármacos, por poner algún ejemplo, serían: antidepresivos (como imipramina), neurolépticos (como haloperidol, clozapina…), betabloqueantes (como propranolol), calcioantagonistas (como diltiazem), estatinas, triptanes, teofilina, estrógenos, algunos antibióticos (como claritromicina), etc. En algún estudio incluso se menciona que puedan llegar a iniciarse procesos de carcinogénesis química inducida por esta sustancia en su interacción con fármacos.

Mis conclusiones.

En base a lo expuesto, dado que Echinacea no tiene un beneficio claramente demostrado y sí posibles perjuicios –incluyendo el perjuicio al bolsillo–, YO no la recomendaría como complemento al resfriado. Es bien sabido por el personal sanitario que un resfriado cura en 7 días sin tratamiento, mientras que con él lo hace en una semana. Quizá el tema de los resfriados, catarros y gripes y el uso irracional del medicamento sea motivo de un post más adelante.


Para saber más / Referencias…

Imagen "Echinacea purpurea" (Wikimedia Commons)

11 comentarios leave one →
  1. antonio permalink
    21 marzo, 2011 13:11

    Viva la cancamusa!

  2. IreneMC permalink
    21 marzo, 2011 16:02

    Hola Miguel!

    Muy interesante! yo tb conoci un caso! comparto lo que dices en tus conclusiones. En cuanto a eso del “aumento de las defensas” me irrita, me desconcierta y siento una impotencia enorme al ver anuncios en la tele de cierto producto que “aumenta y refuerza tus defensas”. ¿Por qué? pues porque además de que me cabrea que se tomen tan a la ligera la publicidad, jamás olvidaré a un adolescente que conoci en prácticas, que ojalá siga vivo, pero no era la situación más probable en el momento que yo lo conocí… el trasplante de médula no terminaba de “arrancar” y llevaba ingresado medio año aislado y muy débil! su pobre madre un dia le preguntó al medico si le compraba actimel porque como en el anuncio dice que refuerza las defensas… el resto sobra que lo explique! pero que alguien se imagine como le dices a una mujer desesperada que lleva meses en el hospital con su hijo aislada, que eso no sirve para nada…

    Cada vez que veo ciertos anuncios o madres que dan a sus nenes para el recreo ese producto en vez de un bocadillo de jamón en condiciones… “es que así no se resfria”… en fin… mejor no digo lo que pienso y os dejo este enlace.

    • 21 marzo, 2011 17:51

      Lo del Actimel es la gota que colma el vaso. Lo último que sé al respecto es que le obligaron a quitar la publicidad relacionada con los beneficios inmunológicos porque se estimó que no era cierta. El problema es que el daño ya está hecho, y la gente ya tiene su idea hecha en la cabeza sobre el producto en cuestión.

      Gracias por tu comentario🙂

  3. 21 marzo, 2011 17:39

    Totalmente de acuerdo de que se vende todo lo vendible y más. El domingo desayunando leo el envase y resulta que mi margarina es buena para mi corazón… Pues claro, y seguramente una naranja… hasta si lo pusiera en mi bicicleta tendría mas sentido!

    Por otra parte si quiero advertir que las plantas medicinales no traen la composición molecular en sus prospectos. Sin duda esta estudiado. Una manzanilla o valeriana no pone que contiene tal y cual. Están caracterizados, (polisacáridos heterogéneos, monoterpenos, sesquiterpenos….) La fitoterapia en la farmacia tiene sus fichas en la EMEA, en la AGEMED, no son las plantas de un mercadillo medieval o de un herbolario. Tienen otros cauces, y por lo tanto otros controles, entre ellos el del farmacéutico que te lo dispensa.

    Y por ultimo, sobre las indicaciones o contraindicaciones comentar que por ejemplo la manzanilla debe usarse con precaución en asma, pues puede dar exacerbaciones o reacciones anafiláticas, y por supuesto nada de nada para lavar los ojos puesto que puede dar lugar a conjuntivitis alérgica por polen… Pues si, pero el paso del tiempo ha perpetuado una sabiduria que vino de su uso. Y no de un invento de marketing.

    • 21 marzo, 2011 18:23

      La misma discusión tenía el otro día con un compañero🙂 Lo que yo critico en este caso es que sobre una planta que presumiblemente tiene cierto efecto sobre el sistema inmune (se anuncia en el prospecto y está recogido en su ficha técnica) exista ese vacío de conocimiento y se fomente su consumo indiscriminado. Un producto tan popular y con posibles efectos sobre el sistema inmunológico (y otros sitemas como CYP) debería ser estudiado con mayor profundidad. De hecho en su ficha especifica que no se recomienda su uso en pacientes con patología relacionada con el sistema inmunológico y ciertas enfermedades infecciosas como TBC o SIDA.

      Por si mi artículo da lugar a esa interpretación quiero dejar claro que no tengo nada en contra de la fitoterapia ni tampoco discuto los remedios tradicionales siempre y cuando no perjudiquen al paciente (incluida la esfera económica). Por su evidente importancia, el arsenal fitoterápico está contenido en las guías de medicamentos porque para el médico es interesante tenerlo en cuenta con vistas a las interacciones o efectos adversos como bien has mencionado. Lo que a mi me molesta es que precisamente estos productos se vendan fuera de la farmacia en mercadillos medievales o herbolarios, como remedios milagrosos y bajo epígrafes de todo tipo, y la gente las compre sin control ni conocimiento de causa.

      Muy interesante tu comentario, gracias!🙂

  4. rodolfo permalink
    3 abril, 2011 11:28

    De lo que no se menciona nunca de los medicamentos séa cual fuere, como en las echinaceas no se especifíca que existen nueve especies y se utilizan solo 3 especies y la E. purpúrea el producto medicinal se obtiene de lo que está por encima de la tierra y hay las otras DOS especies E. pallida y E. angustifolia de las que utilizan las raíces.
    Se habla tambien que solo pueden reducir el curso de las infecciones respiratorias en el inicio.
    Ademas. Nunca deberán de tomarlas las embarazadas, los que padezcan enfermadades autoinmunitarios o, las personas que tengan deterioro inmunitario. EN POCAS PALABRAS SOLO EL MÉDICO LAS DEBERÍA PRESCRIBIRLAS. Y no automedicarse, ya que no hay estudios concluyentes.
    SABRA DIOS…UNO NO SABE NUNCA NADA.

  5. Jose Manuel permalink
    14 mayo, 2011 6:47

    Peor aun que esto es aquellos medicos que siguen tratando los resfriados comunes, catarros o gripes como quieras llamarlo con antibioticos, sin tener un criterio claro de que realmente se este enfrentando a una infeccion seria y verdadera; entonces como por no dejar o prevenir que se ponga fea esta gripe, van y colocan antibioticos. Esto es aun peor pq aumenta indices de resistencia bacteriana innecesariamente, y de todos es sabido las consecuencias graves de esto. Saludos desde Caracas, Venezuela. Hala Madrid y Aupa Depor!que el depor no desciende!

    • 14 mayo, 2011 14:21

      El tema de los antibióticos es otro de los caballos de batalla de la sanidad actual y en parte consecuencia de la medicina defensiva. Muchas veces el paciente se pone tan pesado con que le recetes el antibiótico que por no discutir muchos acaban accediendo. Otros pacientes directamente van a la farmacia y lo adquieren por su cuenta, para posteriormente ir al médico a que les firme la receta del antibiótico ya comprado. Es lamentable que esto ocurra.

      Bienvenido al blog Jose Manuel!

  6. @eljaviel permalink
    27 octubre, 2011 20:24

    No entiendo por qué en las farmacias se controla muchísimo más la venta de codeína que la de antibióticos. O la presencia de extintores antes que la venta de benzodiacepinas.

    Son varias las veces que oigo, cada semana, que en otras farmacias se lo dan sin receta y que yo pongo muchas pegas. Yo les digo que estoy ahí para ganar dinero, pero no a costa de la salud de nadie y que por eso no se las doy sin consentimiento del médico. Pues soy el malo del a película. Y médicos buenos los que recetan sin problemas.

    En fin… si nosotros mismos nos ponemos la zancadilla (farmacéuticos que venden sin receta, médicos que prescriben porque la señora es una pesada), no llegaremos muy lejos.

    • 28 octubre, 2011 0:03

      Son paradojas de la vida… Lo importante es que cada uno haga su trabajo bien hecho, los médicos según la lex artis, la ética y el sentido común, y los farmacéuticos conforme a la normativa vigente cumpliéndola a rajatabla. Por desgracia yo como médico no puedo controlar lo que hagan otros, pero sí lo que yo hago, y por lo que a mi respecta intentaré hacer mi trabajo lo mejor posible.

      Bienvenido al blog @eljaviel!!🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: