Skip to content

Toda la verdad sobre la dieta Dukan (entrevista al doctor Álvaro Campillo)

3 noviembre, 2012

La primera vez que oí hablar de la dieta Dukan reconozco que lo primero hice fue ponerme a la defensiva y pensar que no debía tratarse de nada bueno –nunca he sido muy amigo de las dietas y los “milagros”– y por supuesto soy un escéptico de cuidado. Pasé del tema y ahí se quedó la cosa. Mi opinión sobre la dieta Dukan quedó fundamentada en un prejuicio y en lo que mis colegas de la comunidad médica iban diciendo por ahí, datos que no se me ocurrió contrastar con la bibliografía. Meses más tarde tendría la oportunidad de hablar de este tema con Álvaro Campillo y fue entonces cuando por curiosidad leí su libro. Lo bueno (o malo) que tiene Álvaro es que le encanta meterse en camisas de once varas, es un tío serio con su trabajo y un frikazo de la investigación y metodología científica, suficiente para no desestimar su opinión. Os recomiendo la lectura de su libro, no como dogma, sino para que os sea útil como base científica documentada con el objeto de que podáis construir vuestra propia opinión sobre la dieta Dukan, dejando a un lado los prejuicios y usando la cabeza –ya sea para argumentar a favor o en contra de ésta–. Se trata de un libro de no más de 130 páginas, redactado en un tono distendido, y apto para todos los públicos ya sean doctos o legos en la materia.

 

ENTREVISTA AL DR. ÁLVARO CAMPILLO SOBRE SU LIBRO:
“TODA LA VERDAD SOBRE LA DIETA DUKAN”

  • Un cirujano escribiendo un libro sobre la dieta Dukan… ¿por qué?

Ante todo somos médicos, al margen de la especialidad que tenga cada uno. Los conocimientos sobre nutrición son fundamentales tanto para la población general como para todos los sanitarios, ya que son la base de la salud y de la enfermedad. Por poner un ejemplo, los cirujanos cada vez damos más importancia a la adecuada nutrición perioperatoria del paciente porque, si no tiene un adecuado estado nutricional –fundamentalmente, buenas proteínas y ausencia de inflamación crónica– las suturas, anastomosis y empalmes que hacemos en el intestino ¡no pegarán bien, hará una peritonitis y tendremos que reoperarlo! Ya lo decía Hipócrates: “Que tu alimento sea tu medicina…”. Además, participé durante dos años en un proyecto Europeo sobre nutrición, obesidad mórbida, etc. donde aprendimos lectura crítica científica sobre nutrición, realizamos ensayos clínicos con pacientes… 

Por otro lado, mi madre desde pequeños nos ha inculcado la importancia de una alimentación sana, así que siempre he leído y estudiado mucha nutrición. En los veranos siempre hacía cursos sobre el tema. Por último, a mitad de carrera de Medicina empecé la carrera de Bioquímica y aunque no la he terminado todavía, me quedan muy pocas asignaturas para acabarla. Quizás ahora que voy menos liado las termine.

  • Cuando comenzaste a escribir el libro ¿pensaste en que iba a tener tanta repercusión? ¿Tu libro ha llegado a trascender fronteras?

¡La verdad es que no! Comencé a escribirlo después de ver un programa en televisión donde varios médicos y nutricionistas reputados sólo decían mentiras sobre el tema, lo que hizo que llamara gente que había hecho la dieta Dukan, asustados, por si se iban a morir, enfermar… Así que recopilé todos los estudios científicos publicados sobre nutrición y tipos de dietas, efectos secundarios, etc. Los analicé y empecé a teclear. En un primer momento lo publiqué en una editorial on-line pero, a los pocos meses, me llamó el Dr. Dukan para decirme que lo había leído, que le había gustado mucho y que quería que se publicara en Francia y en algunos países de Europa con el fin de hacer llegar, tanto a los médicos como a los pacientes, el conocimiento científico actual sobre el tema. A día de hoy está publicado en España e Italia. En breve saldrá la edición francesa y la inglesa.

  • Pierre Dukan es un médico francés del que se dicen muchas cosas, la mayoría no muy buenas, incluso ha llegado a ser denunciado por sus colegas galos por hacer de la medicina un negocio y por divulgar una dieta fraudulenta y perjudicial para la salud. ¿Algún comentario al respecto?

Muchos médicos y nutricionistas lo han intentado difamar todo lo que han podido, la principal razón es que tiene millones de seguidores en todo el mundo, ha vendido millones de libros y con su libro y la ayuda de tu médico de cabecera, puedes conseguir adelgazar de forma constante, sana y sin renunciar a grandes cosas. Otra ventaja de su sistema es que te da los trucos para prevenir la re-ganancia de peso… ¡esto irrita a mucha gente porque el negocio de consultas privadas se ve comprometido!

Otro dato curioso es que desde la aparición de la Dieta Dukan en España –que no es más que una formulación de dieta cetogénica o lipolítica– han aparecido al menos 8 libros más de distintos autores y entidades, como la dieta Smart de Harvard, por ejemplo, que proponen también dietas cetogénicas, pero nadie se ha metido con ellos porque no han generado un fenómeno de masas.

En Mayo de este año se ha presentado en el Congreso Nacional de la Sociedad Española de Endocrinología los resultados del estudio Diaprokal en el que han participado médicos, nutricionistas y endocrinólogos de 7 hospitales españoles, donde demuestran que una dieta cetogénica en base a los sobres de Pronokal es más efectiva que la típica dieta de bajar calorías para pacientes diabéticos, tanto para reducir peso, como para un mejor control de su diabetes y prevenir las complicaciones crónicas. Este estudio ha salido en toda la prensa, se ha presentado en el Colegio de Médicos de Barcelona, lo respaldan los médicos. La pregunta es, ¿por qué una dieta cetogénica en base a sobres sí y Dukan no? La respuesta, ¡Porque para adquirir los sobre tienes que ir a la consulta del médico y éste se lleva un porcentaje de la venta, además de lo que cobre por la consulta!

Yo no estoy en contra de lo de los sobres –es cetosis, al fin y al cabo–, ni de que haya consultas privadas, pero tenemos que ser honestos, estudiar y darle al paciente el mejor tratamiento en base a lo que demuestra la ciencia –asumiendo el grado de incertidumbre propio de la investigación científica–. A día de hoy, los ensayos clínicos y los metanálisis sobre el tema demuestran varias cosas: 1º Que la pirámide nutricional se fundó en base a mentiras y a ocultar información; 2º Que las dietas basadas en reducir las calorías y hacer algo de ejercicio no son efectivas a medio y largo plazo (a los 6 meses se llega al estancamiento y a los 2 años se ha vuelto a ganar todo el peso); 3º Que las dietas cetogénicas son saludables y seguras, además de ser el método más efectivo para reducir la hipercolesterolemia, hipertensión, diabetes tipo 2…; 4º Que las dietas cetogénicas son las que mejor preservan la masa muscular durante la pérdida de peso, es decir, que mientras las haces lo que estás perdiendo es grasa fundamentalmente.

Por último, decir que hará un mes o así que los juzgados de París han absuelto al Dr. Dukan de las acusaciones de fraude y de las denuncias que decían que usa productos fraudulentos y que les atribuía propiedades mágicas.

  • ¿Por qué crees que la dieta Dukan es tan impopular entre nutricionistas y médicos? ¿Qué piensan tus compañeros del hospital?

En parte ya he contestado a esto en la pregunta anterior. La otra parte que me quedaría por comentar sería por la propia ignorancia médica. Muchos compañeros del hospital me dicen que es mala, que te desnutre, que te afecta al riñón, al hígado… pero cuando hablo con ellos me reconocen que sus opiniones se basan en lo que han oído y no en que hayan estudiado el tema. Algunos compañeros han leído mi libro y no sólo se han convencido, sino que han empezado a llevar un estilo de vida similar al que propone Dukan y la alimentación cetogénica, se las han indicado a sus pacientes y están observando efectos muy positivos y saludables sobre sus patologías.

¡La medicina está plagada de casos similares al de Dukan! Uno de los más recientes ha sido el de las úlceras pépticas y el Helicobacter pylori. Cuando los Drs. Marshall y Warren demostraron que las úlceras las producía esta bacteria, toda la comunidad médica se les echó encima, se rieron de ellos –una parte porque ganaba mucho dinero operándolas, lo cual chocaba con el simple tratamiento con un antibiótico; y otro sector por ignorancia–. Durante 10 años fueron denostados y tratados de locos y farsantes, hasta el punto que Warren, para demostrar la verdad, se inoculó el bicho, hizo una úlcera y la curó con antibióticos. Sólo cuando les dieron el Premio Nobel fue cuando los médicos empezaron a reconocer que tenían razón. ¡Hoy día, nadie pone en duda este conocimiento médico!

  • Hablemos un poco sobre la dieta Dukan, en pocas palabras, ¿qué es una dieta cetogénica?

Para que todo el mundo lo entienda, nuestro cuerpo sólo puede estar en una de las 2 formas siguientes: 1) Quemando azúcares, es el llamado metabolismo glicolítico; 2) Quemando grasas, es el llamado metabolismo lipolítico o cetogénico. Se llama cetogénico porque, siempre que se quema grasa en el cuerpo humano, se producen cuerpos cetónicos (CC) que nutren al cerebro, el cristalino y los glóbulos rojos, entre otros. La cetosis es un estado fisiológico del cuerpo humano, todos tenemos más o menos concentración de CC en sangre a lo largo del día en función de los hidratos de carbono que comamos, mientras dormimos tenemos una cantidad más elevada. La cetosis no debe confundirse con la cetoacidosis, que es un proceso patológico que se puede dar en pacientes con diabetes tipo 1 o con un páncreas prácticamente destruido y consiste en concentraciones 15-20 veces superiores de CC en sangre con respecto a la cetosis nutricional. Pero ¡tiene que quedar claro que no existe una progresión continua de cetosis nutricional a cetoacidosis! Estos conceptos vienen explicados en los textos básicos de fisiología médica, pero no sé por qué no nos lo suelen explicar en la carrera…

La dieta Dukan es la formulación del Dr. Pierre Dukan de una dieta cetogénica, que él divide en 4 fases, consistiendo la última de ellas en 1 día semanal de cetosis pura, para compensar excesos de fines de semana y los avatares de la vida diaria. Lo gracioso de todo el tema es que cualquier dieta, si quiere adelgazar perdiendo grasa, tiene que pasar por hacer cetosis, pues siempre que se quema grasa en el cuerpo humano se producen cuerpos cetónicos. Sabiendo esto, los nutricionistas clásicos deberían replantearse los fundamentos de sus dietas y qué hacen con sus pacientes.

  • En la prensa y en la televisión muchos expertos advierten que la dieta Dukan es una dieta basada en el consumo excesivo de proteínas que puede destrozarte el riñón y el hígado (entre otros perjuicios para la salud…), ¿es esto cierto? Si me animo a hacer una dieta tipo Dukan ¿es recomendable que sea supervisado por un médico y me haga análisis periódicos?

Los estudios científicos más serios, tipo ensayos clínicos, demuestran que no sólo no afecta al hígado, ni al riñón, sino todo lo contrario. Es decir, las dietas cetogénicas son las únicas efectivas para el tratamiento de la grasa en el hígado (esteatosis hepática), que es una enfermedad que antes sólo se veía en alcohólicos, pero hoy día con la epidemia de obesidad es cada vez más frecuente en gente joven. A su evolución natural la esteatosis puede dar cirrosis e incluso cáncer de hígado. Por eso es tan importante tratarla o evitar su aparición. En cuanto al riñón, múltiples estudios de seguimiento de pacientes durante años demuestran que no produce alteración renal. Por otro lado, estudios experimentales en ratones hechos por unos investigadores del hospital Mount Sinai de New York ha demostrado que los cuerpos cetónicos son capaces de revertir el daño renal ocasionado por la diabetes evolucionada. Por último, decirte que el Instituto Americano de Medicina considera seguras ingestas de proteínas de 2-3 gramos por kilo de peso y día. La dieta Dukan no llega a tales cantidades. Hacerse una analítica inicial antes de empezarla y algún seguimiento periódico por tu médico de cabecera es aconsejable antes de hacer cualquier dieta.

  • Hacer una dieta al uso siempre suele suponer un gran sacrificio, ¿ocurre lo mismo con una dieta tipo Dukan? ¿Se trata de otra dieta restrictiva?

No es una dieta restrictiva en el sentido que se no se basa en disminuir las calorías que se consumen al día. Por la propia fisiología de la cetosis se puede comer abundantemente, sin abusar de los hidratos de carbono, y perder peso. Al empezar a hacerla algunas personas que suelen tomar muchos hidratos de carbono pueden sentir malestar o ansiedad. Esto forma parte del proceso de deshabituación a los hidratos de carbono. Por estudios de resonancia magnética dinámica sabemos que la adicción a los carbohidratos dura 5 veces más tiempo que a la cocaína o la heroína, pero si conseguimos superar esos días la dieta es muy llevadera, de hecho, más que una dieta, es un estilo de vida.

  • Uno de los grandes miedos de la gente es el “efecto rebote”. Se entiende como “efecto rebote” volver a ganar todos los kilos perdidos, incluso más, tras hacer una dieta. ¿Tiene “efecto rebote” la dieta Dukan?

¡No tiene efecto rebote por varias razones! Primero, porque como no es una dieta restrictiva no frena el metabolismo, es decir, no hace que a igualdad de calorías consumidas nuestro cuerpo almacene más energía. Segundo, la dieta tiene una cuarta fase que consiste en que, al menos un día a la semana, tras haber llegado al peso que consideremos óptimo, hay que hacer un día completo de cetosis, con lo que conseguimos compensar los excesos del fin de semana o de las reuniones con amigos, etc. Esta es otra de las ventajas de este método, que nos permite llevar un control consciente del peso y autorregularnos con más o menos días de cetosis semanales, en función de los excesos que cometamos. Ten en cuenta que, engordar es muy sencillo, si no se está en cetosis un exceso de 20 calorías al día (lo que equivale a un sobre de azúcar) supone que ganaremos 10 kilos en 10 años y así sucesivamente, por eso hay tanta obesidad hoy día y seguirá aumentando.

  • En la portada del libro mencionas “argumentos científicos que avalan su método”, ¿Por qué dichos estudios científicos no suelen trascender a la opinión pública o en los foros habituales de ciencia?

Hay varias razones. Por un lado están las razones de ignorancia médica, porque aunque parezca mentira los médicos no estudiamos tanto, ni somos tan sabios. Está demostrado que el conocimiento médico tarda más de 10 años en llegar a los propios médicos, es decir, dentro de 10-15 años empezaremos a usar cosas que ya están publicadas hoy día. Además, también se sabe que más de la mitad de los artículos científicos publicados nunca serán leídos. Otras razones tienen que ver con los intereses económicos, tanto de muchas personas que se dedican al negocio de la nutrición, como de las farmacéuticas. Una dieta baja en hidratos puede tratar la hipertensión arterial de forma muy efectiva y sin necesidad de fármacos en muchos pacientes, si es así, ¿cómo van las farmacéuticas a promocionar y divulgar esto?

  • Álvaro, cualquiera que te conozca sabe que tú no eres obeso… ¿sigues la dieta Dukan? ¿Por qué?

¡Sí la sigo! De hecho es mi estilo de vida desde hace 3 años, con las excepciones de las fiestas, fines de semana o reuniones con amigos. No la hago para adelgazar, sino para mantener el peso adecuado y como forma de prevención de enfermedades crónicas. Yo, gracias a una negligencia médica perdí un riñón de pequeño, ¡¡desde que sigo este estilo de vida, mi tensión arterial está perfecta, la analítica hepática y renal, geniales!! El colesterol bueno lo tengo por las nubes y los triglicéridos y el colesterol malo muy bajos, así que, puedo decir que estoy contentísimo con este estilo de vida, he reducido mi grasa corporal, me siento mejor y más fuerte que cuando me inflaba a hidratos de carbono.

  • Todo el mundo tiene en la cabeza que la dieta mediterránea es la dieta por excelencia y que el patrón alimentario perfecto tiene su base en la conocida pirámide nutricional, ¿qué piensas de esta afirmación?

Teniendo en cuenta que la pirámide nutricional se basa en las mentiras del Dr. Ancel Keys y sus amigos, ya que cogieron los datos que les interesó para demostrar su hipótesis y los que no coincidían con lo que querían demostrar los ocultaron, y que desde que se implantó la pirámide nutricional ha aumentado la obesidad, los problemas cardiovasculares y la diabetes en más de un 30%, no parece que estas recomendaciones sean muy sanas. En cuanto a la dieta mediterránea lo más sano es hacer una dieta cetogénica-mediterránea, basada en verduras, aceite de oliva, carnes, pescados, setas, especias, marisco y un poquito de vino tinto. Aunque parezca mentira, ¡esto es cetosis!

  • Supongo que eres consciente que, como médico e investigador, en este momento podrías estar en el punto de mira de la comunidad científica internacional para beneficio o perjuicio de tus teorías y afirmaciones al ser partícipe de un “cisma” en el mundo de la nutrición. ¿Has recibido o esperas recibir apoyos de algún colectivo científico, sociedad o científico experto? ¿Tienes intención de elaborar en el futuro algún trabajo de investigación de calidad que sirva para demostrar tus teorías sobre las dietas cetogénicas?

Sí, ya he recibido algunas críticas de “expertos” en el tema, sin sustento científico… Pero bueno, iremos viendo como va la cosa. En cuanto a estudios serios, sí que quiero empezar a ponérsela a todos los pacientes que tenemos en lista de espera para cirugía bariátrica, porque si podemos evitar la cirugía… mejor. La cirugía bariátrica, además de ser una opción terapéutica muy agresiva, presenta complicaciones a largo plazo que son tremendas, por no hablar de que 8 de cada 10 operados recuperan el peso a los 5 años de la cirugía. Algunos médicos de Estados Unidos y de nuestro entorno sí que están mostrando apoyo y están empezando a tratar a sus pacientes con este tipo de dietas.

  • ¿Por qué el lector debe leer tu libro?

Pues porque es divertido y fácil de leer, tiene rigor científico y el lector descubrirá gran cantidad de cosas sobre nutrición y cómo mejoran muchas patologías simplemente haciendo algunos cambios en nuestra dieta. Todos conocemos familiares o amigos que tienen diabetes, hipertensión, obesidad, cáncer, Alzheimer, gota, epilepsia, etc. En el libro explicamos los beneficios de este tipo de dietas para cada una de estas patologías y muchas más, así que creo que es muy interesante que la gente, tenga patología o no, esté informada y sepa cómo puede mejorar su salud. Es curioso que nos informemos tanto a la hora de comprar un ordenador o una cámara de fotos y sin embargo seamos tan descuidados para nuestra salud y nos fiemos tanto de los médicos, sin plantearnos las cosas. Por ejemplo, en el libro descubrirán que el cáncer sólo se alimenta de azúcar, por lo que es lógico pensar que, si reducimos su ingesta, reduciremos nuestro riesgo de padecerlo. En algunos hospitales de Estados Unidos se usan dietas cetogénicas en pacientes con tumores cerebrales para que se reduzca el tamaño del tumor y poder operarlos mejor y con menor riesgo de complicaciones.

  • Una última pregunta…  ¿Cómo es Álvaro Campillo fuera del quirófano?🙂

Me gusta disfrutar de los amigos y de mi mujer, hacer ejercicio físico diario, leer, hacer magia y escribir. Me encanta viajar, hacer bromas y estar informado de las novedades científicas, tanto en medicina, como en casi cualquier rama de la ciencia. Ahora también dedico un poco de tiempo al twitter @sumediconosabe y a mi blog “Lo que su médico no sabe”.

 

¿Quién es Álvaro Campillo?

Álvaro Campillo Soto nació en Cartagena en 1978, estudió Medicina y Cirugía en la Universidad de Murcia. Especialista en Cirugía General y Digestiva es cirujano en el Hospital General Universitario Morales Meseguer de Murcia. Doctor Europeo en Medicina y Cirugía. Profesor Colaborador Honorario de la Facultad de Medicina de Murcia y diplomado superior en Metodología de la Investigación. Ha obtenido múltiples premios hasta la fecha, entre otros el Premio Nacional Profesor Barea en dos ocasiones (siendo el médico más joven en conseguirlo); el Premio de la Cátedra Pfizer a la Innovación y Excelencia en Gestión Clínica y el Premio Nacional de Investigación CTO-Ulysses. Su labor investigadora se centra en la Calidad Asistencial, las Escalas de Riesgo y el Análisis sobre la Metodología Científica de los trabajos publicados, siendo investigador del Grupo de Investigación Clínica en Cirugía Aplicada (GICCA) de la Universidad de Murcia. Ha publicado hasta la fecha más de 60 artículos en revistas nacionales e internacionales y 5 capítulos de libros sobre medicina y cirugía.

Es mago ilusionista desde que tenía 10 años. En 2010 comenzó a colaborar con la Fundación Abracadabra en la realización de actividades de magia solidaria en hospitales, centros sociales y culturales. Fundador de la Asociación Murciana de Artes Mágicas y Escénicas (AMAME).

30 comentarios leave one →
  1. Patricia permalink
    7 diciembre, 2013 22:19

    Buenas tardes a tod@s,
    debo decir que llevo leyendo un par de horas, casi se me cruzan los ojos; he leído todo lo que han escrito a raíz de la entrevista al Dr. Campillo y lo único que siento, es la entrada en descalificaciones que ha habido, el resto lo he encontrado realmente interesante.
    No conocía al Dr. Campillo ni su trabajo, buscando información he llegado y aquí estoy; me resulta muy interesante lo que dice y además su forma de explicarlo me lo facilita, ya que no tengo formación alguna en medicina y/o nutrición; lo que si tengo son problemas de peso (como tanta gente). Hace año y medio hice la dieta dukan, perdí 10 kg en poco menos de 2 meses, me sentía muy bien; cometí el error de dejarla de golpe y ahora me sobran más kilos. El médico me mandó una dieta de 1.300 kcal. y me ha sido imposible seguir por varias razones: demasiado elaborada, con mis horarios me resulta dificilísimo (por no decir imposible); además me siento agotada, literalmente… cuando llega mediodía no puedo con mi alma; y para rematar, siento la “necesidad” de comer dulces.
    Deseo comenzar la dieta de nuevo la dieta, ¿tiene algún consejo para que sea efectiva?, debo bajar de 20 a 25 kg, me duelen las piernas debido a la malformación ósea y también al sobrepeso; quiero que la siga también mi marido, el sobran los mismo kilos que a mi, ¿alguna diferencia a seguir en nuestra alimentación?.
    Les agradezco lo aprendido a tod@s,
    saludos,
    Patricia

  2. 17 enero, 2014 21:14

    Se ve que has hecho un trabajo bastante extenso.
    has hecho una información bastante completa. Un saludo.

  3. Silvia permalink
    30 abril, 2014 12:39

    Yo tengo una duda, si las proteínas se convierten en amoniaco primero y en urea después, no será malo ingerir tantas proteínas? quiero empezar con la dieta Dukan pero es que sólo encuentro cosas malas sobre ella… por favor ayudadme cuanto antes. Un saludo

  4. Mabimar permalink
    25 marzo, 2015 12:27

    Hola, quierop empezar la dieta dukan, y mi pregunta es… si hago caldo con pollo y carne y le pongo verdura pero la verdura no me la como… ¿ hay algun problema ?

Trackbacks

  1. Toda la verdad sobre la dieta Dukan, libro del doctor Álvaro Campillo - Pack WordPress

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: